Mi Árbol de la vida.

Mi Árbol de la vida lo considero porque al igual que el árbol de crece y da frutos, pienso que mi vida la puedo comparar en algunos aspectos a la vida del árbol, crecemos, con el tiempo nuestras raíces se van afianzando, hasta que le den firmeza a nuestra vida, para luego a través de cuidados y esfuerzos llegamos a dar un buen fruto.