#CWRightsWithoutBorders.

Los sangrantes e inhumanos acontecimientos de los que estamos siendo testigos en la Frontera Este constituyen un inaceptable saldo en vidas, en dramas humanos de tantas personas que ven vulnerados sus Derechos.

No se trata solo de una crisis humanitaria. No es solo una crisis de refugiados. Es el resultado de una ausencia de política de cooperación para el desarrollo que olvida que detrás de cada decisión de abandonar una casa, un trabajo y una vida hay una causa de expulsión y personas a las que proteger y garantizar sus Derechos Humanos.

La situación, no es nueva. La Confederación Cáritas lleva años apoyando en las regiones de Medio Oriente y el Norte de África el trabajo de las Cáritas y las Iglesias locales de los países afectados para garantizar la dignidad y los Derechos de las personas más vulnerables y, al mismo tiempo, impulsar la paz y unas condiciones justas y duraderas en las zonas arrasadas por las guerras y los conflictos.

http://www.abc.es/8cd59017-3155-46a1-b3e4-d381148db4ef

Más de unos 350 inmigrantes han intentado saltar la vaya de Marruecos. Con ellos son más de 800 los inmigrantes que han accedido a Ceuta desde el pasado viernes y el CETI está desbordado con unas 1.400 personas, cuando su capacidad es de 512 plazas. La Cruz Roja ha atendido a unos 300 inmigrantes y poco después, otros 50 subsaharianos, han llegado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Somos Iván y Mery de.