Fase 4

PRODECENCIA DE NUESTRAS PRENDAS.

 

     Zapatillas: Vietnam, China, Indonesia, Estados Unidos.

     Sudaderas: Bangladesh, Turquía, Indonesia, China, Portugal, Italia, Kambodia.

     Cazadoras:  Myanmar, China, España, Bangladés.

     Pantalones: Pakistán, Bangladés, Turquía, China, isla Filipinas, Vietnam, España.

     Mascarilla: España, China.

     Estuche: Estados Unidos, China, Colombia, Australia, Chile.

     Mochila: China, Colombia, Estados Unidos.

FASE 3

 

FASE 3: Injusticia climática y desigualdad climática

En esta fase hemos trabajado las injusticias y desigualdades que suceden por el cambio climático.

 -En la actividad 1, nos preguntaban que quería decirnos el autor a través de una imagen sobre la crisis climática. Entre las dos clases hemos llegado a la conclusión de que no es justo, porque unos son responsables y cuidan el medio ambiente y otros lo ensucian y lo dañan, y nos afecta a todos. También hemos deducido que la gente más responsable con la crisis climática y con mejor calidad de vida, contamina más que la gente con menor calidad de vida, ya que estos últimos, sufren la peor parte del cambio climático.

– En la actividad 2, había una gráfica que representaban los países que más contaminan, y nos preguntaban que si los países que más emiten, a esta pregunta hemos contestado, que no, porque hay lugares como Asia que son los que mayor contaminación, no sufren las consecuencias, de tal manera, que países como África, que contaminan poco, son a los que más les afecta. También nos preguntaban, que cuanto emitía nuestro país, y para saberlo, nos  dejaron una página web adjunta para entrar e investigar sobre los conflictos que hay en nuestro país. Nosotros entramos en esta página y hemos descubierto algunos conflictos de nuestro país, como: INFRAESTRUCTURA Y ENTORNO CONTRUIDO- Estos hechos se encuentran en Puerto de Granadilla(Tenerife), La Punta(Valencia), Dos líneas de alta tensión en Llucmajor(Mallorca), Carretera CV311(Valencia) y Corredor Central Transpirenaico(Frontera España-Francia). CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD- Ley de protección del lobo Ibérico (España), quemadura de hoja de almendra (Alicante) y ley de prohibir las corridas de toros (Cataluña)

También hablamos sobre noticias del periódico público, esta es una de las noticias la cual habla sobre que las mujeres normalmente debido a sus trabajos son las que más sufren las consecuencias del cambio climático. En la noticia pone como por ejemplo las mujeres que trabajan con agua por su uso indispensable cotidianamente en la alimentación, higiene, etc. Y también porque muchos de los fenómenos naturales como inundaciones o lo convierte en uno de los recursos más perjudicados por el cambio climático. Otras noticias son: una cumbre sin pueblo, Líderes contra la crisis climática, Vivimos en un sistema que le ha declarado la guerra a la vida, etc. Estas y otras muchas noticias están subidas al muro.

También hablamos sobre la emergencia climática es la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad”, dijo Oxean Intermón, pero refleja algo conocido. Además, debido a que este deporte ha logrado un hecho más importante que nunca, la lucha por el medio ambiente tiene un lugar en todos los medios de comunicación del mundo casi todos los días.

 Capitalismo inverso

 ¿Cómo realizamos esta tarea? Según el informe, es importante transformar la estructura en una economía sostenible. Pero esto significa abandonar la teoría económica dominante nacida en la era de la abundancia material y energética, y poner al capitalismo patas arriba.

Es hora de actuar

 La organización es franca. La crisis climática amenaza la vida de millones de personas.

Tras estas tres semanas hemos llegado a la conclusión que el cambio climático sí que está afectando al mundo en general, y creemos que todos nos concienciamos y actuamos podemos cambiar esto.

Este trabajo ha sido realizado por: Juanjo Ortiz, Laura de Sebastián, Valentina Lavrinenco y Adriana Bautista .

    INJUSTICIA CLIMÁTICA. Reflexión de Sofía González Cardenal

    FASE 3

    • Mi conclusión ante la imagen de la Crisis Climática que comparaba la situación de una familia de una ciudad desarrollada con la de una familia de un país más pobre con menos recursos, es la siguiente:

    Con esta imagen yo creo que el autor nos quiere decir que la población de las grandes ciudades o en general de países más desarrollados son los que más responsabilidad tienen pero que no sufren con tanta intensidad la crisis climática por los recursos que pueda llegar a tener, a diferencia de las personas sin recursos que no tienen tanta responsabilidad ante esta situación pero son los que con más intensidad la sufren.

    No solo la contaminación del aire es importante, aunque sea una de las que más repercusión tiene en las personas; la contaminación a los océanos también tiene gran influencia en la salud de la población, sobre todo en los países con menos recursos y ahí, se produce una gran injusticia climática:

    • El siguiente gráfico que vimos, el cuál comparaba el porcentaje de contaminación entre continentes, y de ellos los países que más influyen nos informa desde mi punto de vista que efectivamente los países que más contaminan son los que más sufren las consecuencias, el problema es que no solo ellos sufren estas consecuencias sino que éstas se extienden por todo el planeta de manera que tarde o temprano la crisis climática nos afectan todos.

    El continente más responsable de ello según el gráfico es Asia y como país China. Después, América y como país, Estados Unidos. El continente que menos contamina es Oceanía con un uno por ciento el país de Australia al igual que África que solo contamina el Sur de África con el mismo porcentaje que Australia ,1%.

     

    En Europa los países más responsables son: Alemania, Turquía, Inglaterra, Italia, Francia y Polonia. España contamina a nivel europeo un 7,7%, y se encuentra en el sexto puesto después de todos los mencionados anteriormente.

     

    • Para trabajar y terminar con la actividad de injusticia climática leímos dos artículos:

    -El primero, sobre las injusticias entre los hombres y las mujeres, muy importante en la actualidad, y una situación muy infravalorada desde mi punto de vista.

    Sobre este artículo, en el apartado de, EL SOSTENIMIENTO DE LA VIDA, he hecho un resumen con las ideas más importantes:

    Durante los últimos meses hemos visto de cerca los efectos del cambio climático y cómo sus múltiples manifestaciones han devastado ecosistemas y sociedades. Una devastación que repercute por encima de todo en las mujeres, debido a la mayor dependencia que éstas tienen de la tierra -según un estudio de la ONU en el planeta hay cerca de 600 millones de mujeres que dependen de la vida en el campo -, generando un aumento en sus cargas de trabajo.

    A nivel político, en España ni tan siquiera ha habido una mujer que ocupase la cartera del Ministerio de Energía, ni durante la república, mucho menos en la dictadura franquista, y tampoco en la historia reciente de la democracia. Europa tampoco puede sacar pecho al respecto: desde 1967 hasta la actualidad tan sólo una mujer ha estado al frente de la comisión de Energía.

    Esta tendencia habitual de apartar a las mujeres de la toma decisiones sobre las políticas ecológicas y medioambientales provoca que sus necesidades y sus análisis queden relegados a un plano anecdótico, señalan varias de las ponentes de ‘Justicia Climática’.

    Es por ello que si entendemos el cambio climático como un problema que sólo podría revertirse, en palabras de Fleur Newman, mediante “una transición radical” hacia las energías renovables, es necesario que se feminicen los espacios de diagnóstico y toma de decisiones.

    -El segundo artículo trataba sobre la desigualdad entre países y dentro de España ante el cambio climático, que tenía como título: “ Los ricos contaminan más, los pobres pagan las consecuencias: la crisis climática también es desigualdad social” , con el cuál se resumen un poco las ideas que trata en la noticia.

      Toward a Quantitative Estimate of Future Heat Wave Mortality under Global Climate Change

      Background

      Climate change is anticipated to affect human health by changing the distribution of known risk factors. Heat waves have had debilitating effects on human mortality, and global climate models predict an increase in the frequency and severity of heat waves. The extent to which climate change will harm human health through changes in the distribution of heat waves and the sources of uncertainty in estimating these effects have not been studied extensively.

      Objectives

      The people estimated that the future excess mortality attributable to heat waves under global climate change for a major U.S. city.

      Methods

      They used a database comprising daily data from 1987 through 2005 on mortality from all nonaccidental causes, ambient levels of particulate matter and ozone, temperature, and dew point temperature for the city of Chicago, Illinois. We estimated the associations between heat waves and mortality in Chicago using Poisson regression models.

      Results

      Under three different climate change scenarios for 2081–2100 and in the absence of adaptation, the city of Chicago could experience between 166 and 2,217 excess deaths per year attributable to heat waves, based on estimates from seven global climate models. We noted considerable variability in the projections of annual heat wave mortality; the largest source of variation was the choice of climate model.

      Conclusions

      The impact of future heat waves on human health will likely be profound, and significant gains can be expected by lowering future carbon dioxide emissions.

      We have to save this planet the best way we can do it. EE.UU have been afected by the climate change and a lots of people has been killed also by this.It can be possible that the next one will be you, it is very important to save our planet.Help the planet to be a better place to live.

      Guillermo Jiménez García-Herrera

        Los hombres deciden sobre la crisis climática sin contar con las mujeres. (Información obtenida de El Público 16-2-20)

        Los hombres deciden sobre la crisis climática sin contar con las mujeres. (Información obtenida de El Público 16-2-20)

         

        Mientras miles de mujeres en distintas regiones se organizan y levantan su voz contra el asentimiento de las grandes empresas extractivistas, hidroeléctricas y minerales por su implicación con el cambio climático, en los organismos mundiales donde se dibujan las políticas climáticas persiste el vacío de sus voces.

        Las mujeres sufren de forma más acentuada el cambio climático. Sus efectos en la sociedad están profundamente ligados a los condicionales sociales, como los roles de género.

        Desde hace años, comunidades en defensa de la tierra y movimientos ambientales y feministas lo llevan en sus consignas.

        De acuerdo con un informe la carga de la recolección de agua recae sobre mujeres y niñas, y mas en poblaciones rurales. Además se calcula que intervienen 140 millones de horas en ese aprovisionamiento, un dato que se agudiza en plena contingencia climática, ya que el desplazamiento es mayor, exponiéndose, a más violencias.

        Los roles de género determinan las vulnerabilidades y “la capacidad de resiliencia ante desastres naturales como inundaciones o sequías extremas”

        Entender el aspecto social de los determinantes ambientales pone de relieve, al mismo tiempo es importante tener en cuenta que esto se dibuja como una “intersección de vulnerabilidades, que no jerarquización”.

        La contingencia climática no se puede aislar de la acción humana. Esto lo saben regiones del mundo donde la falta de alimento o escasez hídrica también es resultado de la llegada de un continuo de grandes empresas extractoras, hidroeléctricas, así como mineras. “Asientan sus proyectos, usurpan el territorio, alteran el orden natural y además cometen violaciones”.

        Todo ello ha llevado a las mujeres a liderar luchas en defensa de los territorios. ”La falta de trabajo ha llevado a muchos hombres a migrar y somos las mujeres las que estamos llevando este rol de guardianas”

        En 2008 ya había una red de mujeres que iba a las conferencias del clima para presionar a los gobiernos para que el género atravesara las políticas, se tuvo que esperar hasta 2014 para que llegara el plan de trabajo de lima sobre género. En él, se recogían los fundamentos, sobre todo en cuanto a la participación de las mujeres en los espacios oficiales.

        La despreocupación se traduce en el último informe sobre la Composición por sexos de la conferencia de las partes de 2019. En relación con 2018, el equilibrio de género se ha invertido. Solo 2 de los 13 órganos constituidos en el marco de la cumbre han logrado situarse alrededor del 50%.  Además el número de mujeres en todos los órganos representa solo el 33% de los miembros.

        Esto hace que siga habiendo grupos históricamente excluidos o infrarrepresentados. También se pone la mirada en las profesionales técnicas que desarrollan las infraestructuras, “están altamente masculinizadas”, además, en el caso concreto del agua la proporción de mujeres en los ministerios es muy baja y la mención de la perspectiva de género casi inexistente pese a que Naciones Unidas ha determinado que la gestión de este recurso natural mejora por siete cuando se incluye a las mujeres.

        Inés Calvo y Sara Sánchez 3ºB

          Injusticia y Desigualdad Climática

          Buenas tardes estimados, comparto una  imagen que nos ayuda a reflexionar

          Africa contra la contra la crisis climática

          África, la más afectada, también clama por el planeta

          De Kenia a Sudáfrica, pasando por Uganda o Nigeria, miles de africanos tomaron este viernes las calles para sumarse a la protesta global por el clima, en una región que suele ser la que más padece los efectos de la crisis climática.

          Con pancartas en las que leían advertencias como “No hay un planeta B” en Nairobi, o con zancudos disfrazados de criaturas apocalípticas que sobresalían entre consignas de “Quemad el capitalismo, no los bosques”, jóvenes y no tan jóvenes han acudido hoy en Johannesburgo al llamamiento global que pide más acciones contra la emergencia climática.

          Según datos del Banco de Desarrollo Africano (AfDB), pese a que el continente africano causa menos del 4 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, las repercusiones de las mismas se ceban sobre todo con la tierra africana.

          De los diez países del mundo más amenazados por la crisis climática, siete son africanos: Sierra Leona, Sudán del Sur, Nigeria, Chad, Etiopía, la República Centroafricana y Eritrea; todos ellos sacudidos por episodios recientes de sequía, inseguridad alimentaria, desertificación, inundaciones o tormentas.

           
          20-09-2019.- Protestas ecologistas en Kathmandu, Nepal. REUTERS/Navesh Chitrakar

          20-09-2019.- Protestas ecologistas en Kathmandu, Nepal. REUTERS/Navesh Chitrakar

          En el sur del continente, Sudáfrica fue el país más movilizado, con marchas convocadas en distintos puntos del territorio nacional, desde Ciudad del Cabo (suroeste) a Durban (oeste).

          “Quemad el capitalismo, no los bosques”

          La capital nigeriana, Abuya, amaneció con una pancarta donde se lee “No hay más tiempo para lo mismo de siempre” y miles de estudiantes y activistas salieron a las calles también en el país más poblado de África.

          “Lo que necesitamos en Nigeria [donde viven casi 200 millones de habitantes] es sencillamente educación y conciencia ambiental”, explicó el activista y ecologista Tayo Odumbaku.

          La sequía y la desertización en el norte de la mayor economía del continente están provocando que se acentúen los problemas de tierras entre los pastores seminómadas de etnia fulani, que cada vez tienen que llevar su ganado más al sur, y los agricultores del centro del país.

          En Nigeria también destacaron las manifestaciones en la ciudad más poblada del continente, Lagos, una megápolis de casi 20 millones de personas que se espera que se duplique en 2050, mientras algunos de sus barrios se ahogan en la polución y la pobre gestión de los residuos urbanos.

          Además, se celebraron actos contra la crisis climática en otros países africanos, como Ghana, Costa de Marfil, Benín, Togo, Camerún, Liberia, Níger, Malí o Sierra Leona.

           

            Vídeo conferencia Burkina Faso-IES Rodanas (Épila)

            El alumnado de 3ºC y 3º PMAR del IES Rodanas de Epila, está conociendo la realidad del cambio climático en Burkina Faso.

            Motivados por la participación en la edición 2020-2021 de Conectando Mundos: Crisis climática, Tiempo de actuar, hemos diseñado un proyecto entre Cruz Roja y el IES Rodanas para sensibilizar al alumnado sobre dos realidades tan distintas.

            En una la 1ª videoconferencia, celebrada el martes 23 de febrero, el Delegado de Desarrollo Comunitario de Cruz Roja Española en Burkina Faso ha localizado la situación del país, describiendo los condicionantes principales para que Burkina Faso sea un país especialmente afectado por el cambio climático. En este contexto, ha explicado proyectos que Cruz Roja está desarrollando para favorecer las condiciones de vida de alguna de las regiones más vulnerables del país.

            El alumnado, además de plasmar la realidad de ambos países en un vídeo, va a preparar preguntas que formulará, en una 2ª videoconferencia el próximo martes, a la Coordinadora de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de la Cruz Roja de Burkina Faso, con el objetivo de comprender y ser conscientes de que efectivamente es Tiempo de actuar.

            Os dejamos el cartel que hemos diseñado para la actividad.

            Os seguiremos contando…

            Contaminación Global

            Aquí mostramos una foto de la contaminación de Rusia y un poquito de información.

            La crisis del coronavirus y la crisis climática: ¿tan distintas son?

            La semana empieza con un endurecimiento de las medidas del estado de alarma decretadas por el Gobierno central ante la expansión del coronavirus. Mientras tanto, se siguen sucediendo los repasos mediáticos de las consecuencias que está teniendo el virus en nuestra vida y del mundo distópico que nos está tocando vivir.

            El avance de esta crisis pone de manifiesto el posible impacto más a medio plazo de otra emergencia, la climática, que está cambiando el mundo, así como las deficiencias del sistema en que vivimos. Hoy hacemos un repaso de las cosas que tienen en común las crisis del coronavirus y la climática. Las diferencias no son muy grandes.

            Son globales

            Lo vemos cada día en las noticias: ninguna de las dos entiende de fronteras, aumentan con el paso del tiempo si no se interviene y pueden llegar a ser letales. A diferencia del coronavirus, el cambio climático tiene una línea temporal más larga, pero es igualmente exponencial y sus ámbitos de impacto son aún mayores (no solo afecta a la salud de las personas sino del planeta).

            Incrementan las desigualdades

            Ambas crisis pueden incrementar las desigualdades existentes, siendo las personas más vulnerables las que se ven más afectadas. Personas con empleos precarios y/o en situación de desempleo, mujeres, personas mayores, dependientes, personas en situación irregular… Ninguna de ellas ha tenido tenido la responsabilidad en causar el problema, pero soportan con mayor dureza las consecuencias. Aunque si el problema no se ataja a tiempo, en ambos casos se puede llevar por delante la salud o el bienestar hasta de los más poderosos, cuya responsabilidad está bien identificada en el caso del cambio climático.

            Se deben abordar desde la cooperación

            Estas crisis globales que tienen consecuencias directas sobre nuestro sistema no se pueden ni deben abordar exclusivamente de forma individual y/o doméstica, sino que requieren de medidas igualmente globales, gestionadas desde la cooperación internacional, el multilateralismo y con políticas preventivas que nazcan del consenso político y social. Lo que decida cada país afecta a los demás y la solución que apliquen todos debería ir en la misma dirección.

            Fuente: Greenpeace.
            Atte: Jimena Alonso.

             

            El cambio climático aumenta la temperatura, también en Valladolid.

            La innegable realidad del aumento de la temperatura media global en todo el planeta se hace notar cada año un poco más. En esta nueva normalidad que ahora toca, los termómetros alcanzan fácilmente los 37 grados en la provincia.

            Recientes estudios revelan un clima con veranos extralargos y menos heladas en Valladolid en el futuro, por lo que la inversión en ventiladores y aires acondicionados será una acción inevitable a medio y largo plazo. Se recomienda, por tanto, que se visite el catálogo de BuyLed para adquirir alguno de sus ventiladores antes de que los precios se disparen por la elevada demanda prevista en los próximos años.

            Ha sido la propia AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) quien ha lanzado la alerta publicando un informe donde se analizan los efectos del cambio climático sobre toda la provincia vallisoletana. Unos cambios que no discurren nada alejados de lo que va a ocurrir en el resto del territorio español, que no son otros que caminar hacia el aumento de la temperatura.

            Fuente: El diario de Valladolid

            Atte Jimena Alonso

             

              Cambio climático, un tema grave para los vallisoletanos( Encuesta de Percepción Ciudadana de Cambio Climático)

              La mayoría de los vallisoletanos percibe el cambio climático como un problema grave para la ciudad; un 80% lo califica de bastante y muy grave.

              Los vallisoletanos creen, además, que es el segundo tema que más afecta a Valladolid, después del paro y las condiciones laborales, y seguido de la crisis económica y la pobreza.

              Son algunos de los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana de Cambio Climático, que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Valladolid para diseñar una Estrategia de Adaptación al Cambio Climático. Una iniciativa del proyecto europeo Interreg Cencyl Verde, en colaboración con socios nacionales y portugueses.

              Temperaturas muy altas, olas de calor o frío, la contaminación que provocan el tráfico y las fábricas, catástrofes naturales y sequías son las imágenes más frecuentes que se asocian a esta crisis del planeta, sin embargo sólo un 8% piensa en el deshielo de los polos y un 2% en los daños que produce en la agricultura.   Respecto a la pregunta: «¿Está ocurriendo el cambio climático?» Un contundente 96% dice que sí; casi un 70% percibe el calentamiento global como algo determinante para el territorio tanto nacional como local y, sobre todo, para las generaciones futuras. De hecho, más del 80% considera que las consecuencias ya están aquí.

              Escasez de reservas de agua y de lluvias, aumento de temperaturas, de ozono en la atmósfera y de plagas son los efectos más relevantes que puede acarrear la transformación del clima, según los participantes. Además, señalan otros aspectos que, a corto y medio plazo, incidirán directamente en la salud, como el aumento de enfermedades respiratorias y alérgicas, la disminución del turismo en el ámbito económico o la pérdida de cultivos y la desertificación del medio ambiente. Casi todos creen que se transformará el sistema de producción agrícola con la consiguiente subida de precios.

              Más de la mitad, un 56%, piensa que Valladolid es muy vulnerable al cambio y un 34% cree que es más resiliente. Sin embargo, una mayoría abrumadora apunta que se debe cambiar significativamente el modo de vida. Esta sería una de las palancas de cambio, según el sondeo, junto con la aplicación de nueva tecnologías y el liderazgo de los gobiernos locales.

              Trabajo de Pedro Henrique.- Fuente EL Norte de Castilla

                LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMATICO EN LOS VINOS DE CASTILLA Y LEÓN

                Los expertos alertan de los efectos del cambio climático en los vinos en Catilla y León

                El plazo marcado por los científicos para poner freno al calentamiento global del planeta se fija en doce años, a partir de ahí no habrá vuelta atrás. «Tenemos que hacer algo y ya, para que cuando lleguemos a 2031 lo podamos frenar», sentencia Pancho Campo, director de la Cumbre contra el Cambio Climático que se celebrará en Portugal del 5 al 7 de marzo. Campo apuesta por poner solución a los problemas inmediatos, pero al mismo tiempo, trabajar en la adaptación de sector: reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero, la huella de Carbono, con una mejor gestión de la energía y la racionalización de los recursos hídricos. En cualquier caso, destaca que tanto la Federación Española del Vino como los consejos reguladores están tomando algunas medidas, aunque apela a la participación más activa de los protagonistas de la industria del vino. «Tienen que tomar conciencia de que hay que parar de hablar y ponerse a actuar. Básicamente ese es el mensaje, que todos entendamos que el protagonista del cambio climático somos nosotros, y tenemos que hacer algo». En cualquier caso, recuerda que el problema afecta a todo el sector, no solo a los viticultores, sino a todo el colectivo que trabaja en el sector del vino de forma directa o indirecta.

                A pesar de que en las zonas cálidas de viñedo, como Castilla-La Mancha y Extremadura, los efectos del cambio climático son más palpables y negativos en la actualidad; si no se pone freno, los problemas se extenderán también a las denominaciones de origen de Castilla y León donde, de momento, el calentamiento global no ha tenido consecuencias tan nocivas. Así lo mantiene, Pancho Campo responsable del Protocolo de Oporto, un organismo sin ánimo de lucro, nacido para aunar los esfuerzos del sector del vino para mitigar los efectos del cambio climático.

                «El planeta entero está siendo afectado, en las zonas más frías como puede ser Castilla y León ha tocado menos, pero hay que alertar de que no hemos conseguido frenar el ascenso de las temperaturas y esto que ahora es bueno, si siguen subiendo, se convertirá en muy negativo», insiste. Pone el ejemplo de Ribera del Duero, una de las zonas en las que, debido a la configuración del río y por las características del terreno, el impacto ha sido más leve, «pero esto no quiere decir nada de cara al futuro». En este sentido, resalta que el problema es global «lo tenemos que entender como uno» y, a pesar de que de momento ha afectado menos en esta región «está todo conectado y nos va a llegar de la misma manera».

                El experto destaca que una de las características principales en Ribera es la diferencia de temperaturas entre el día y la noche, que se cifra en un promedio de 15 grados. «Estamos viendo que eso está disminuyendo, no tanto porque estén subiendo las temperaturas diurnas, sino porque están subiendo las nocturnas. De noche es cuando la uva descansa, se recupera, acumula su acidez. Si durante el día es un poco más agresivo y durante la noche la uva no puede descansar, va a tener peores condiciones para recuperarse», afirma.

                El impulsor del Protocolo de Oporto comenzó su cruzada particular en la concienciación del sector en el año 2006. Por aquel entonces, indica, nadie veía la relación del cambio climático con el sector del vino, «nos llamaban locos». A fecha de hoy, considera que hay una mayor concienciación y se entiende que «el buen vino se hace con buenas uvas y las buenas uvas están influenciadas por la cantidad de lluvia, la temperatura media del aire, la humedad relativa, los rayos ultravioletas, parámetros a los que el cambio climático afectan directamente». Si estos parámetros cambian, según Campo, también variará la calidad de la uva y provocará una variación en el estilo del vino, «obligando al bodeguero a intervenir más y adaptarse, en una industria que promueve la menor intervención posible en el vino y entonces ya tenemos un problema».
                La descompensación entre el grado y la maduración es otra de las consecuencias del cambio climático. «El aumento de la temperatura lleva a que la uva tenga mayor azúcar, lo que resulta en mayor contenido alcohólico, pero a la vez baja la acidez y se desdobla las maduraciones, la fenólica y la alcohólica. El alcohol se dispara rápidamente, pero la uva sigue estando demasiado verde, no está todavía madura y podemos perder calidad en el vino». En lo que se refiere a las plagas, si las temperaturas son más benevolentes «esos bichos se multiplican con más facilidad.
                PERIODICO: El Norte de Castilla

                Alicia

                  VERANOS MÁS LARGOS EN CASTILLA Y LEÓN

                  Los veranos ya son  mas largos .que en 1980 y cerca de 32 millones de españoles están perjudicados por el cambio climático, si bien la comunidad está en mejor disposición que el sur.

                  En Castilla y León este fenómeno podría desembocar en un futuro no tan lejano, en lluvias de corta duración, con intensidad y temporadas con largos episodios de sequía. En la comunidad seguirán subiendo las temperaturas, con inviernos más rigurosos y veranos más largos, sentencia. Ello implica más estrés en la vegetación, ya que si existe más evaporación las plantas se resienten. En todo caso, confió en que los años que llueva compensen a los de sequía.

                  Sí quereis saber más: https://www.elnortedecastilla.es/castillayleon/cambio-climatico-castilla-20190420124311-nt.html?ref=https:%2F%2Fwww.elnortedecastilla.es%2Fcastillayleon%2Fcambio-climatico-castilla-20190420124311-nt.html

                  MIGUEL ANGEL ACABEZAS

                   

                    LA RECUPERACIÓN DE HUMEDALES, ELEMENTO CLAVE DE CASTILLA Y LEÓN DE CARA A LOS FONDOS DE NUEVA GENERACIÓN DE LA UE.

                     LA RECUPERACIÓN DE HUMEDALES, ELEMENTO CLAVE DE CASTILLA Y LEÓN DE CARA A LOS FONDOS DE NUEVA GENERACIÓN DE LA UE.
                    – El 2 de febrero se celebra cada año el Día Mundial de los Humedales. El objetivo de esta iniciativa es visibilizar y crear conciencia acerca del valor de los humedales para la humanidad y el planeta. Con este fin, cada año se selecciona un lema que ayuda a centrar la atención en alguno de sus valores y funciones esenciales.

                    -El lema escogido para el Día Mundial de los Humedales 2021 es: “Los humedales y el agua”, habiendo sido seleccionado para llamar la atención sobre la necesidad de hacer un uso sostenible del agua como factor clave para la conservación de los humedales, destacando la contribución de estos ecosistemas a la cantidad y calidad del agua dulce en nuestro planeta.

                    Los humedales son vitales para la vida. Se trata de uno de los entornos más productivos del mundo, alojan una importantísima diversidad biológica, y proporcionan el agua y los recursos de los que dependen innumerables especies de plantas y animales para sobrevivir y prosperar, además de ayudarnos a prevenir y adaptarnos al evidente cambio climático.

                    -En el marco de los fondos europeos de nueva generación (nuevo instrumento financiero) se prevé una inversión de 1.167 millones de euros para la conservación de los ecosistemas mediante restauraciones ecológicas, de los que 740,5 millones de euros serán destinados a las comunidades autónomas, con un criterio de reparto basado en la superficie forestal y la superficie de espacios naturales protegidos y Red Natura 2000.

                    SANDRA ROMERO.                              SORIANoticias.com

                    Laguna de la Nava.

                      CAMBIEMOS NUESTRO CONSUMO HACIA UNO MÁS RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE

                      ¿Sabías que puedes cambiar tu consumo hacia uno más respetuoso con el medio ambiente y los derechos humanos, como manera de proteger la biodiversidad y luchar contra el cambio climático?

                      -Nuestra sociedad está envuelta en consumismo es decir que compramos más de lo que necesitamos. Por culpa de los anuncios publicitarios ya que nos incitan a comprar cosas que no necesitamos y que luego los tiramos provocando contaminación ambiental.

                      -A veces somos parte de la problemática ocasionada por el consumismo, porque carecemos de la información necesaria para ser capaces de imaginarnos los impactos que nuestro consumo tiene en el medio ambiente como el uso de plásticosalimentosropa, tecnología o con el medio de transporte con el que nos desplazamos.

                      -En España casi el 40% de los residuos que se producen son envases, de un solo uso: bolsas…

                      Fuente: Greenpeace

                      Javier Diez Martin

                       

                        La escasez de agua en la región mediterránea afectará en los próximos 20 años a más de 250 millones de personas

                        La escasez de agua en la región mediterránea, clasificada como “pobre en agua”, afectará en los próximos 20 años a más de 250 millones de personas debido al cambio climático, según la Unión para el Mediterráneo (UPM) en el marco de la celebración el próximo domingo del Día del Agua.

                        La UPM advierte asimismo de que en las próximas décadas se espera que la disponibilidad de agua disminuya un 15 %, situación que causará “restricciones importantes para la agricultura y el uso humano en un área que ya sufre de escasez de agua”.

                        Así lo recoge la organización en ‘El primer informe científico sobre el cambio climático y ambiental en el Mediterráneo’ que señala que la zona se calienta un 20 % más rápido que el resto del mundo y la demanda aumentará un 18 % para final de siglo debido a los efectos del cambio climático.

                        Fuente. El País

                        Autor: Iván Cerezo Andrés 

                          La sequía es la amenaza “más visible “del cambio climático en España .

                          SEQUIAS EN ESPAÑA DESDE LOS ÚLTIMOS AÑOS
                          Expertos en medio ambiente han alertado de que la sequía es la amenaza “más visible “del cambio climático en España y que el 75 por ciento de la Península Ibérica está en “peligro de desertificación”.
                          Esta ha sido una de las conclusiones del encuentro organizado este jueves por Greenpeace entre expertos de distintos ámbitos, que han realizado un análisis de la sequía y la escasez del agua en España, como acto previo a la celebración de la XXV Cumbre del Clima en Madrid del 2 al 13 de diciembre.
                          El meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología Ernesto Rodríguez ha asegurado que, aunque no 9hubiera menor precipitación, la demanda evaporativa, que depende de la temperatura, “es clara”. “Es habitual que estemos en un periodo de sequías extremas y en cuestión de semanas tener inundaciones”, ha sentenciado.
                          Asimismo, ha añadido que en España hay zonas en las que puede haber agua “suficiente” y otras cuencas “que están bajo mínimos en términos de precipitación”.
                          En la misma línea, el catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Leandro Moral, ha incidido en que, contrastando las series largas de 1940 a 2015 con la más reciente de 1980 a la actualidad, se constatan unas reducciones de entre el 10 por ciento en algunas cuencas occidentales hasta el 30 por ciento en el medio oeSEQUIAS EN ESPAÑA DESDE LOS ÚLTIMOS AÑOS
                          Expertos en medio ambiente han alertado de que la sequía es la amenaza “más visible”del cambio climático en España y que el 75 por ciento de la Península Ibérica está en “peligro de desertificación”.
                          Esta ha sido una de las conclusiones del encuentro organizado este jueves por Greenpeace entre expertos de distintos ámbitos, que han realizado un análisis de la sequía y la escasez del agua en España, como acto previo a la celebración de la XXV Cumbre del Clima en Madrid del 2 al 13 de diciembre.
                          El meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología Ernesto Rodríguez ha asegurado que, aunque no hubiera menor precipitación, la demanda evaporativa, que depende de la temperatura, “es clara”. “Es habitual que estemos en un periodo de sequías extremas y en cuestión de semanas tener inundaciones”, ha sentenciado.
                          Asimismo, ha añadido que en España hay zonas en las que puede haber agua “suficiente” y otras cuencas “que están bajo mínimos en términos de precipitación”.
                          En la misma línea, el catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Leandro Moral, ha incidido en que, contrastando las series largas de 1940 a 2015 con la más reciente de 1980 a la actualidad, se constatan unas reducciones de entre el 10 por ciento en algunas cuencas occidentales hasta el 30 por ciento en el medio oeste.
                          SOLUCIÓN:
                          Una España más seca no quiere decir que vaya a haber menos inundaciones. En el tema de la justicia medioambiental lo vamos a ver todo cada vez más relevante.
                          Para evitar sequías debemos realizar pequeñas acciones que ayuden a frenar el problema, como por ejemplo no malgastar el agua o utilizar sistemas de regadío que aprovechen al máximo el agua utilizada. También se puede intentar evitar los incendios, estos deterioran l a fauna obviamente y además dejan la zona secas provocando sequías, estas a su vez pueden dar lugar a más incendios. Proteger la vegetación también es importante.

                          Fuente: El mundo

                          ISABEL ARRÓNIZ GARCÍA

                            PANDEMIA Y CLIMA… (Trabajo realizado por Sofia González Cardenal)

                            PANDEMIA Y CLIMA. RESUMEN DE LA INFORMACIÓN

                            Actualmente, por la realidad en la que nos encontramos, hemos podido pensar y reflexionar sobre diferentes situaciones de nuestra vida cotidiana, y como de verdad se ve afectada por muchos factores.

                            Podemos estar pensando en principios importantes para uno mismo, que depende de nosotros: el bienestar de la familia, los amigos, los estudios, el trabajo, …

                            Pero, ¿y cuándo no solo depende de nosotros?, ¿y si las consecuencias de estos factores nos afectan a todos?

                            La pandemia que estamos viviendo es el mejor ejemplo para darnos cuenta de ello, ya que hemos tomado medidas responsables y solidarias entre todos para reducir la transmisión y poder tratar a los pacientes.

                            Otro ejemplo muy influyente también es el cambio climático y la degradación el medio ambiente. Aunque no se está produciendo con tanta rapidez como la enfermedad del Covid19, tiene la misma importancia  y mismas consecuencias a largo plazo si no se toman medidas.

                            Teniendo en cuenta estos dos factores, ¿qué pasaría si tuvieran interrelación entre ellos?

                            A causa de esta cuestión vamos a resumir la información y las dudas más relevantes para tener claras todas nuestras ideas ante este tema:

                            • En primer lugar, según la OMS no hay ninguna evidencia que diga que el virus se contagie más o menos por cualquier variación en el clima. Sin embargo, la temperatura y la humedad sí que influye en el tiempo que el virus sobrevive furas del cuerpo humano pero no hay grado de comparación con el contacto entre las personas, que es mucho mayor.
                            • Por otra parte debemos ser consecuentes y pensar en el origen de la pandemia el cual, sé relaciona totalmente con el medio ambiente debido a el paso de las enfermedades de los animales a los seres humanos que está “totalmente impulsada por las actividades humanas”. Es decir, causada por “las mismas transformaciones ambientales globales que impulsan la pérdida de biodiversidad y el cambio climático”, como la deforestación, la expansión e intensificación agrícola y el comercio y consumo de vida silvestre. “A esto hay que añadir los patrones de consumo de la sociedad: la humanidad consume más y más de nuestro medio ambiente global y eso se traduce en pérdida de biodiversidad, pero también provoca un mayor riesgo de zoonosis emergentes y de pandemias como la covid-19”, añade Thijs Kuiken, uno de los autores del estudio y miembro del departamento de virología del Centro Médico de la Universidad Erasmus, en Rotterdam (Países Bajos).

                            Y alertan también de que tanto el comercio legal como el ilegal de fauna silvestre pueden ser un factor de aparición de nuevas enfermedades. “Alrededor del 24% de todas las especies de vertebrados terrestres silvestres se comercializan a nivel mundial”.

                            Por ello, los científicos nos recuerdan que el cálculo es que hasta 1,7 millones de virus permanecen contenidos en la fauna salvaje. Entre 500.000 y 800.000 tienen potencial para infectar a humanos, recuerdan los científicos. Están, especialmente, en mamíferos como murciélagos, primates o roedores, pero también aves y animales domésticos. Y si no intentamos evitar estas acciones, seguirán surgiendo nuevas pandemias con el paso del tiempo.

                            Conociendo ya mucho mejor la interrelación de estos dos factores y sus causas e inconvenientes, también tenemos que saber algunas de las ventajas que nos ha ofrecido la Covid-19 ante el cambio climático y la conservación del medioambiente, aunque lo interesante sería que se mantuvieran estas conductas para ver un mejor efecto de la situación del medioambiente:

                            • La contaminación del aire

                            Es un grave riesgo para la salud siendo responsable de causar enfermedades a 7 millones de personas cada año.

                            Más del 90% de la población mundial vive en lugares donde no se cumplen los niveles de las pautas de calidad del aire exterior de la OMS, y aproximadamente dos tercios de esta exposición se debe a la quema de combustibles fósiles, que también impulsa el cambio climático.

                            Los esfuerzos para controlar la transmisión de COVID-19 han reducido la actividad económica y han llevado a mejoras temporales en la calidad del aire en algunas áreas. Por el contrario, Las mejoras ambientales resultantes de la respuesta COVID-19 pueden revertirse mediante una rápida expansión de las actividades económicas contaminantes una vez finalizadas las medidas.

                            Esta es la mejoría más importante que nos ha ofrecido el covid-19 ante  el cambio climático.

                            Si quieres saber más ventajas específicas y las conductas que debemos mantener después de la pandemia, te recomiendo pinchar en el siguiente enlace:

                            https://www.who.int/news-room/q-a-detail/coronavirus-disease-covid-19-climate-change EN EL APARTADO DE LA PREGUNTA: ¿Qué nos puede enseñar la respuesta global al COVID-19 sobre nuestra respuesta al cambio climático?

                            https://www.youtube.com/watch?reload=9&v=LUvMHYloxCc.Video muy interesante sobre este tema