ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN A LA DESIGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES

IES CONDE LUCANOR

En septiembre de 1995, se reconoce que la violencia contra las mujeres es un obstáculo para la igualdad, el desarrollo y la paz de los pueblos, impidiendo que las mujeres disfruten de sus derechos humanos y libertades fundamentales.

 

El problema de la violencia contra las mujeres es, por tanto, un problema grave, amplio y de enorme complejidad, al ser un hecho frecuente en el trabajo, dentro del ámbito familiar, en la escuela y en la sociedad en general. Quizá la falta de información, el miedo, la vergüenza, provocan un sentimiento de culpabilidad erróneo que contribuye a perpetuar dicha situación; mantenida ante las imágenes agresivas en los medios de comunicación, la utilización de la mujer como reclamo sexual en los anuncios publicitarios, la explotación sexual de niñas y mujeres, así como por la ausencia, hasta ahora, de unas leyes adecuadas para su erradicación, etc.

 

 

MEDIDAS EDUCATIVAS.

 

La escuela es determinante en la formación de la personalidad del alumnado y transmite el sistema de creencias que condiciona las conductas.

 

a) Los maestros bajo ningún punto de vista maltraten los estudiantes si ya pocas veces lo hacen físicamente, constantemente lo hacen psicológicamente.

 

 b) Sensibilización a la Comunidad Escolar en el principio de igualdad de oportunidades entre hombre y mujeres, divulgando materiales.

 

c) Constatar si en la realidad de nuestras aulas se manifiestan estereotipos sexista.

 

d) Eliminar las actitudes sexista entre las interacciones en el aula entre profesorado-alumnado y entre el mismo alumnado.

 

e) Mostrar en el aula una representación equilibrada de hombres y mujeres realizando indistintamente todo tipo de actividades.

 

MEDIDAS EN LA FAMILIA.

 

1.- Deslegitimar la violencia, es decir evitar conductas violentas como las que se pueden ver en la televisión, en los videojuegos.

 

2.- Conversar con la pareja para solucionar los problemas intrafamiliares.

 

3.- Denunciar al  agresor aun más si es el cónyuge y no quedarse callada. Al mismo tiempo otorgar justicia y seguridad a la mujer.

 

4.- Distribuir las actividades del hogar equitativamente.

 

5- Evitar la discriminación entre hijos. 

Vladimir Nicolaev 

Victor gonzalez