NUESTRA REFLEXIÓN.

Para reflexionar un poco más sobre la historia de Villatopo y Villatortuga, y sobre los muros en general, os propongo un juego que quizás ya conocéis: el juego de la cadena. Tendremos que ir al patio. Necesitamos espacio porque vamos a tener que correr mucho. Para empezar, dos o tres niños o niñas se colocarán en el centro de la pista cogidos de la mano, formando una cadena, y vamos a imaginar que es el muro que separa a Villatortuga de Villatopo. Los demás tendréis que ir a un lado y a otro, y seréis los habitantes de ambos pueblos. Vuestro objetivo será cruzar el muro sin que os pillen los que forman la cadena  el muro.

Nos hemos sentido mal por no poder pasar al otro lado del muro, nerviosos y alterados porque no lo conseguíamos ya que cada vez era más difícil.Nos ha gustado mucho el juego  y nos ha ayudado a entender mejor la historia.