ACUERDOS DE LA ASAMBLEA

En la asamblea ha habido representación de todas las posturas, pero finalmente se han impuesto los argumentos de los eternos de Aisha.

Preferimos quedarnos y no abandonar la tierra porque nuestro planeta pese a todo, es maravilloso y es nuestro hogar. Tenemos una responsabilidad con el planeta, siempre la hemos tenido aunque lo hayamos olvidado, pero ahora la tierra nos necesita tanto como nosotros a ella. De lo que se trata no es de cambiar de escenario, sino de escribir otro guión.

Además, no sería justo que solo unos pocos tuvieran la oprtunidad de empezar de cero. Esto no es una cuestión de números, cuando se trata de seres humanos, no podemos sacrificar a unos cuantos para el beneficio de otros. Cada ser humano es importante y una sociedad que pretenda empezar de cero, no puede continuar con el viejo error de dar privilegios a unos pocos. Si queremos cambiar el mundo no podemos comenter los mismos errores.

Debemos quedarnos y luchar todos y todas, no solo unos pocos, para conseguir un mundo más justo. La justicia solo se consigue eliminando las desigualdades, ayudando a los menos aventajados con mecanismos públicos del estado de bienestar, haciendo que derechos como la educación o la sanidad sean universales para permitir la igualdad de oportunidades real, implicándonos en la responsabilidad con lo público y con tolerancia cero al fraude y cuidando y recuperando nuestro planeta con políticas medioambientales reales.

Nosotros sabemos que los derechos son una conquista y que no se puede huir. Para solucionar los problemas de la humanidad no se puede excluir a una parte de esta. Vale la pena luchar por recuperar este estupendo planeta y por perseguir la vida que queremos.